Lo que el fracaso de los 4 fantásticos le enseñan a un emprendedor

Por: Andrés Sánchez

Desde pequeño soy un fanático de los comics, sus historias y personajes, sus mundos e imaginarios. Muchas personas desprecian esta forma de arte pop, por considerarla insustancial y vaga, los que la conocemos a profundidad entendemos que se tratan de visiones críticas de la sociedad en la que vivimos, para un ejemplo lean la saga “Civil War” de Marvel y digan si no se trata de un preocupante retrato del mundo occidental después de los atentados del 11 de Septiembre.

Pero dejando eso de lado, se puede decir que para muchas personas el primer acercamiento hacia los comics y su gran variedad de personajes, se da después del lanzamiento de las películas que hoy por hoy acaparan tantos titulares y llenan las salas de cine, desde Spiderman, Ironman o Superman y Batman año tras año, estas historias atraen la atención de millones de fanáticos de todas partes del mundo que las convierten en verdaderos éxitos de taquilla. Sin embargo hay otras tantas que fracasan estrepitosamente tanto en la crítica como en la recaudación, ¿por qué?, ¿es que no todos los superhéroes tienen hordas de fieles seguidores?, la respuesta tiene menos que ver con los personajes, que con una gran lección para los emprendedores, VALORA POR ENCIMA DE TODO LA CREATVIDAD Y CREENCIAS DE TUS CLIENTES.

Ahora un poco de historia. En el mundo de los comics hay dos mega jugadores, por un lado DC Comics, creadora de Superman, Batman, Mujer Maravilla, Flash, Linterna Verde y otros tantos y Marvel, creadora de Spiderman, X-Men, Iron Man, 4 Fantásticos, Ant Man, Thor, los Avengers y muchos más, decir que eran competencia al mismo nivel es exagerar, por muchos años DC superaba las ventas de Marvel con sus personajes y situación que llevó a esta a límites desesperados, en los 90´s casi cierran en varias ocasiones y esto repercutió en la calidad de sus historias que llegaron a un punto vergonzoso de calidad y trama, ¿la solución?, comenzando el siglo XXI Marvel decidió vender los derechos de cine de algunos de sus personajes más famosos, la idea es que otros hicieran las películas y que esto a su vez impulsara la venta de sus comics. El asunto comenzó bien, se vendieron los derechos de Spiderman, X-Men, Los 4 fantásticos, Daredevil, Elektra, Hulk y Punisher, en el caso de los dos primeros el negocio estaba dando sus frutos, las primeras dos películas del arácnido y los mutantes fueron bien recibidas, las de los otros personajes recibieron fuertes críticas y se consideraron mal realizadas, a sus secuelas (en especial la de los 4 fantásticos), les fue aún peor, ¿qué se podía hacer?. Marvel decidió jugársela toda, después de todo, ellos eran los creadores de los conceptos originales, conocían bien a la comunidad de lectores y respetaban la forma como estos valoraban la creatividad detrás de estos personajes de fantasía, solo había un pequeño problema y es que los superhéroes que les quedaban disponibles eran literalmente los “lados B”, esos que muchos sabían que existían pero a pocos les gustaban, simplemente no eran las estrellas, en el mundo de los comics, eran piezas secundarías y de relleno en las aventuras de personajes principales.

Es así como, con lo que les quedaba de dinero, en 2008 hicieron la primera película de Iron Man, con el para ese entonces venido a menos, Robert Downey Jr, en el papel del millonario hedonista Tony Stark, tanto con la crítica como con el público fue todo un éxito, se tomó nota de la lección y para ir más allá y contar más y mejores historias Marvel creó “La Casa de las Ideas” un grupo creativo dedicado exclusivamente al desarrollo de las adaptaciones al cine de sus comics. Al triunfo con Iron Man, lo siguió el Increible Hulk, Iron Man 2, Thor (ese sí que era un personaje clase b!), Capitán América y la consolidación total, “The Avengers”. Mientras tanto Sony fracasaba con Spiderman 3 y el reboot de the Amazing Spiderman 1 y 2, por su lado,Fox hacia lo mismo con Los 4 Fantásticos 2, por favor ni hablemos de X-Men 3 o de Wolverine Origins, porque no solo fueron fracasos, sino insultos, ¿la lección aprendida hasta el momento? Lo que hacía Marvel facturaba, lo que otros hacían fracasaba.

En este panorama de grandes éxitos, Fox decidió lanzar otra película este año y así retener los derechos de uso de los 4 fantásticos, sin embargo desde hace mucho se vieron venir los problemas, cambios en el guion, peleas con el director e intervención de interminables comités ejecutivos y grupos de foco, crearon una de las más aburridas, lentas y sinsentido película de superhéroes y eso ya es mucho decir, toda vez que no se espera que tengan mucha lógica, la versión 2015 de los 4 Fantásticos ha sido un fracaso en taquilla, crítica y recepción del público, la gente grita a todo pulmón que los derechos vuelvan a ser propiedad de la casa de las ideas, por otro lado producciones como The Avengers – La Era de Ultron, Guardianes de la Galaxia (enserio, nadie daba un peso por esta película que fue nombrada como la mejor del 2014) y Ant-Man han sido elogiadas por su diversión y buena factura. Es muy interesante ver como las historias que no necesariamente mejor vendían en los comics son las que mejor taquilla tienen en el cine, los extras se convirtieron en actores principales.

¿Qué lecciones nos deja esta historia?.

  • Por encima de todo debes mantener la integridad creativa, ese encanto que te hizo único e irrepetible en la mente de tus consumidores debe mantenerse a toda costa.
  • El talento creativo es también un talento estratégico si sabes usarlo, no se trata de “locos” que deben mantenerse aislados o lejos de las decisiones más prácticas de la empresa.
  • Si vas a negociar una alianza, lo más importante, es asegurar la calidad del producto final y que siga respetando lo que te permitió crecer en primer lugar.
  • Así como la casa de ideas fue creada para un fin concreto, la gestión del equipo creativo al interior de una empresa debe tener un objetivo y responsabilidad clara, pero también se le deben destinar recursos y espacios propios.
  • Ten visión más amplia, una buena idea es universal, así como Marvel que comenzó haciendo cómics y ahora hace cine, tu desarrollo puede tener más de un medio de llegar a su audiencia.

Y ustedes ¿qué otra conclusión sacan de esta historia?

Sobre el autor Andrés Sánchez: Administrador de Empresas, Magister en Creatividad e Innovación en las Organizaciones, egresado del EP de Singularity University en el Centro de Investigación AMES de la NASA en Silicon Valley. Actualmente creativo en metodologías de comunicación y gamificación en Synpasia y colaborador en el área de transferencia en el Centro de Bioinformática y Biología Computacional BIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s