Emprendiendo! el verdadero riesgo es no hacer nada.

Foto tomada de: www.soophotography.com
Foto tomada de: http://www.soophotography.com

Por: Sebastián Escobar

Emprender un proyecto no es tarea fácil. De hecho se estima que sólo el 30% de los emprendimientos en Latinoamérica superan los primeros cinco años. Las cifras anteriores caen como un balde de agua fría para muchos, sin embargo, el mundo del emprendedor es más apasionante de lo que se imagina, de ahí la importancia de entender el mercado, las tendencias y la capacidad de identificar las oportunidades. Además de tener en cuenta lo anterior, un empresario no puede descuidar el factor emocional, desde el enfoque personal y el componente organizacional, referente a las operaciones, el equipo humano y por supuesto, las ventas.

El fracaso no es el fin del mundo. Bien como lo decía Sr Winston Churchill “la vida consiste en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”. Superada la aversión al fracaso, le añadiría que todo empresario debe dejar la pena. La pena a qué? En muchas ocasiones vemos como personas con muy buenas ideas no pasan de tener buenas intenciones. La pena es un paradigma que elimina toda posibilidad de superación y creatividad. Frases como “que pena el rechazo”, “que pensará esta persona sí le pido una cita”. Son pensamientos con los cuales crecimos ante comentarios de nuestros padres cuando nos decían “no hables con extraños”. Rompiendo el gran paradigma de la pena se simplifican los procesos. La primer barrera es psicológica más no de capacidad organizacional.

Foto tomada de: www.thedrinksbusiness.com
Foto tomada de: http://www.thedrinksbusiness.com

Si se elimina la barrera psicológica, un análisis de la capacidad operativa para cumplirle al cliente, un costeo adecuado de los procesos y un entendimiento de los mismos y las operaciones es vital para tener una ventaja no solo competitiva sino comparativa. Yellow Tail de Casella Wines, una empresa vinícola Australiana, entendió que el consumo de vino no era tarea fácil, debido a la complejidad y variedad de sepas que existen en el mercado, para lo cual la compañía logro entender el cliente. Yellow Tail, estandarizo el empaque con una marca atractiva al cual solo le cambiaban la etiqueta y el color. Yellow tail logro mejorar su proceso operativo de producción, disminuyo costos eliminando diferentes empaques, a su vez solo se enfoco en tres variedades, eliminando varias sepas. Yellow Tail, entendió el mercado, el cual esta compuesto por miles de personas que no entienden de vinos y que solo buscan un producto que le brinde satisfacción, ¿cómo hacer para que el vino sea atractivo para todo tipo de consumidor? Esa respuesta la encontró la compañía. Para el año 2003 Yellow Tail ocupo el primer lugar en ventas de vino tinto en los Estados Unidos.

Foto tomada de: www.medclient.com
Foto tomada de: http://www.medclient.com

Lo que logro Yellow Tail, gracias a pensar divergente es posible a su vez con un equipo de trabajo cualificado y empoderado que optimiza los procesos, disminuye el ausentismo, la rotación y transmite un mensaje más sólido a los mismos clientes. Ese es el caso de Whole Foods, una cadena de supermercados en los Estados Unidos que tiene una filosofía de trabajo enfocada al trabajo en equipo, es así como en Whole Foods es común ver que los departamentos de recursos humanos no son tan relevantes como los mismos empleados, me explico. Whole Foods divide sus empleados por grupos de trabajo o subdivisiones ya sea cárnicos, lácteos, verduras, etc. Cuando una persona va a entrar a trabajar en Whole Foods en un supermercado, ingresa a un equipo de personas, durante 15 días trabaja con ellos, y son sus compañeros con quienes ha compartido durante el periodo de prueba sí se queda o se va, ¿porqué? En Whole Foods la remuneración está asociada a los objetivos, sí el equipo los cumple, pues bien, hay comisión, de hecho la filosofía del trabajo en equipo en esta compañía es tan interesante que cualquier empleado puede ver cuanto ganan las demás personas de la empresa, como también los equipos pares en otros supermercados del país, inclusive cada colaborador de la compañía puede ver la remuneración que obtiene el CEO la cual no puede superar 18 veces el salario mínimo. Esta cultura organizacional ha permitido que los ingresos de la cadena se incrementen, sus productos mantengan frescos y que la experiencia de compra sea todo un hito.

Finalmente, mi tema preferido, las ventas, tema que se alinea cuando se rompen paradigmas, se tienen los procesos y se canalizan los recursos humanos para no cometer errores. En ocasiones vender más de lo que se produce puede ser mas grave que vender poco, es Seb & Partners hemos hablado mucho de las ventas y de su importancia, pues bien, también es relevante que hablemos de los limites, aquellos limites que deben ser vistos como oportunidad para todo empresario que quiera tener una empresa que perdure en el tiempo.

Ahora, al lector! ¿qué tan innovadores pueden ser sus procesos?. Lo invito a crear o transformar emprendimientos que perduren en el tiempo, porque como lo dijo Denis Walitley, “el verdadero riesgo es no hacer nada!” .

Sebastián, recibe y contesta con gusto comentarios e inquietudes s.escobar12@uniandes.edu.co @Escobarseb

Un comentario en “Emprendiendo! el verdadero riesgo es no hacer nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s