El empresario y el mercadeo.

Richard Branson. Foto tomada de www.theguardian.com
Richard Branson VIRGIN. Foto tomada de http://www.theguardian.com

Por: Eduardo Gomez

Un buen emprendedor es el equivalente a un buen vendedor. El solo hecho de presentar un plan de negocios a un concurso, de exponer en una feria, de visitar a un inversionista significa que está impulsando su producto en el mercado. El empresario que tiene más posibilidad de triunfar es el que tiene estos tres componentes: Actitud, pasión por lo que hace y perseverancia, todos con una insistente orientación al mercadeo, siendo consiente que nada es garantía de resultados y que no es posible encontrar empresas 100% seguras. Toda inversión o negocio tiene su riesgo, pero hay formas de disminuir esta probabilidad.

El novelista norteamericano Chistopher Morley dice: “Solo hay una forma de éxito en la vida, trabajar en lo que a uno le gusta”, la empresa más importante somos nosotros mismos y como seres humanos susceptibles de ser mercadeados, tenemos que buscar la forma de proyectar una imagen, una identidad, un posicionamiento y ser visibles o interpretados en forma de  producto o prestador de un servicio para poder trabajar en nuestra propia empresa

La presentación de ese ser también es vista como el empaque, es por ello que las personas que son estrellas usan nombres artísticos y visten como tal, Equivalente a esto quién va a hacer una presentación de negocios posee un kit promocional con datos históricos de empresa, lista de servicios, lista de clientes de referencia con quienes ya se ha trabajado, fotos y demás elementos de apoyo que dan confiabilidad  y razones de compra al prospecto. Un buen vendedor es mas experto en escuchar que en hablar, sabe como crear acuerdos para ambas partes ganen.

Otros empresarios crean fuertes controversias que los hacen populares y están atentos a oportunidades para aparecer en público como organizaciones profesionales, Ferias comerciales, Programas de televisión, Centros de educación, clubes, reuniones y en general todas las formas que le ayuden a ser visible al empresario y la empresa que el representa.

El uso de logos, frases breves que trasmitan los beneficios del producto y colores afectan la percepción de la marca. Recordemos que las marcas tienen género, categoría y características. Por que enviar siempre tarjetas o regalos en temporada de Navidad cuando las personas están saturadas de correo y regalos? Es más práctico y eficiente enviar los regalos en el día de cumpleaños del cliente consiguiendo así una mayor recordación.

Las causas complementarias tienen un efecto de doble vía para las empresas que participan, como pueden ser las donaciones, participación en eventos políticos, de arte, cívicos y otros similares que ayudan a imprimir el producto o servicio en la mente del cliente.

Todos los esfuerzos que se hagan para incrementar las ventas,  es normal que no tengan efectos inmediatos aunque el vendedor se vea tentado a tirar la toalla o asumir actitudes derrotistas, pero en las ventas el empresario tiene que perseverar, aceptar el rechazo y convivir con la incertidumbre. Es equivalente a plantar varias semillas para que algunas germinen con el tiempo. El buen empresario siempre será un vendedor.

Eduardo Gomez, recibe y contesta con gusto comentarios e inquietudes 

eduardoggiraldo@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s