¿Cómo gestionar el primer empleo?

Foto tomada de: elpais.com.uy
Foto tomada de: elpais.com.uy
Por: Pedro Medina

Recientemente me senté con un joven quien estaba terminando sus estudios y había pasado 387 hojas de vida logrando solo tres entrevistas. Llevaba 6 meses y se encontraba bastante ofuscado con el proceso.

Se quejó que él siempre había pensado que la universidad le iba a conseguir puesto y ahora se daba cuenta que no era así. También estaba molesto con el hecho que las empresas no respondían sus solicitudes. Ante tantos “no”, su confianza en sí mismo empezaba a flaquear.

Yo le pregunté que cómo definía un puesto de trabajo, y él me dijo que, un puesto de trabajo era una oportunidad de hacer algo constructivo y donde le pagarían por eso.

Lo invité a que considerara otra definición. Un puesto de trabajo se da cuando una empresa, organización o comunidad tiene un problema que no ha logrado resolver con los recursos actuales, o una oportunidad que no ha logrado aprovechar con los recursos actuales. Con esa definición le pregunté. ¿Cuénteme de alguna empresa, comunidad u organización que no tiene estos puestos de trabajo?

Esta pregunta rompe el paradigma de “no hay trabajo”. Es clave romper paradigmas para conseguir un buen primer empleo. Si uno sigue lo que hacen todos, logrará lo que logran todos. El libro “What Color is Your Parachute” es una guía extraordinaria para conseguir trabajo.

En este libro se plantea lo siguiente:

Las 3 peores maneras de conseguir empleo

  • Enviando por correo hojas de vida a cualquier empresa. Este método tiene un 7% de eficacia.
  • Respondiendo anuncios de periódicos. Este método tiene entre un 7% y un 24% de posibilidades de éxito.
  • Acercándose a agencias privadas de empleo. Este método también tiene entre un 7% y un 24% de probabilidades de éxito.

Siempre he pensado que la gente no hace las cosas muchas veces porque no las saben hacer y no porque no quieren. Si bien el conseguir trabajo se puedo lograr en cantidades de formas diferentes, luego de 18 años de enseñar estos temas y de 20 años en el mundo empresarial, he descifrado una metodología sencilla, práctica y efectiva, a la cual he bautizada Arma tu propia rosca:

El primer paso es conocerse a sí mismo, para que sirve, para que no sirve, cuáles son sus sueños y cuáles son los problemas alrededor suyo que verdaderamente le molestan – en su casa, barrio, ciudad, país, continente o mundo. Esta claridad mental generará flujo. Al tener sueños claros, y actuar, logrará motivación. Motivación es motivo + acción. Al tener claras las fortalezas y debilidades, sabe qué mercadear. Al tener los problemas que le molestan claros, puede inventarse posibilidades de un oficio donde usted ayude a resolver uno de esos problemas.

Un segundo paso es conocer el entorno. Tres preguntas sirven para este propósito:

¿Cuáles industrias o campos valoran una persona con sus fortalezas? Escoja entre una y tres.

¿Cuáles son las quince a cincuenta empresas u organizaciones dentro de esos uno a tres campos que verdaderamente le interesen?

Hay cantidades de directorios y revistas que listan empresas en las bibliotecas Dentro de cada una de esas organizaciones, ¿Cuáles son los contactos claves, los problemas que tienen y las oportunidades que no están aprovechando? En internet se consigue mucha información sobre la mayoría de empresas y organizaciones. Otra fuente son contactos que uno pueda gestar dentro de las empresas.

Ya conociéndose y conociendo el entorno, un tercer paso es construir relaciones con personas de las organizaciones u empresas que le interesen. La mejor estrategia es una estrategia sutil. Así como cuando uno está sin pareja y uno se muestra desesperado, genera rechazo, así mismo cuando uno está buscando trabajo y muestra demasiada necesidad, espanta a la gente. Es importante pensar en el lugar y la forma.

Hay varios lugares para conocer gente:

En ferias, en aeropuertos, en el transporte público, en eventos, en la calle. Las formas son múltiples. Las técnicas serendipity e innovación en los vacíos de Yo Creo en Colombia, sirven para este propósito.

El cuarto reto es lograr la entrevista:

Si uno se ha posicionado como alguien valioso antes de que sepan que uno está buscando trabajo, la probabilidad de lograr la entrevista es mayor. Si uno conoce las necesidades insatisfechas y los problemas no resueltos de la organización, el usar eso es tocar la fibra sensible de la organización y así, lograr la entrevista. El insistir estratégicamente – mostrando ganas pero no hambre – es clave.

El último reto es venderse bien en la entrevista. Estas 12 guías son útiles: 

Relájese y disfrute

Para incrementar las oportunidades de ser contratado rápidamente, si es usted quien solicitó la entrevista, solamente pida 17 minutos y solamente tome esos 17 minutos, sin importar lo que pase, esto impresionará gratamente al entrevistador.

Haga una investigación de la empresa ANTES de la entrevista. Esto lo pondrá adelante (en la mente del entrevistador) del resto de candidatos. Por esto cuando fije la fecha y hora de la entrevista pregunte si podrían enviarle por correo algo por escrito sobre la empresa. También investigue por su cuenta.

La mayoría de decisiones de trabajo se toman en los primeros 60 segundos de la entrevista. La mayoría de las entrevistas empiezan con una pregunta abierta “Cuénteme sobre usted…”

Utilice el empaque para resaltar la sustancia. No hay una segunda oportunidad para hacer una buena primera impresión.

No acapare la entrevista. Hable y escuche 50% y 50%. Gaste la mitad del tiempo escuchando lo que el entrevistador quiere decirle sobre las necesidades del puesto y la otra mitad hable Ud. De esta manera no parecerá que está ignorando las necesidades de la empresa.

Los estudios han mostrado que cuando usted tenga la palabra, no debe hablar seguido por más de 2 minutos, si quiere causar una buena impresión. De hecho, una buena respuesta a una pregunta del entrevistador debe tomar solo 20 segundos.

Durante la entrevista manténgase enfocado en lo que usted puede hacer por su entrevistador en lugar de lo que su entrevistador puede hacer por usted. El entrevistador lo debe ver como una persona que resuelve los problemas y no como a una persona que solamente se mantiene ocupada.

Lo que una empresa busca en la persona que va a contratar es: alguien que sea puntual, que llegue al trabajo a tiempo o un poco antes, que se quede hasta después de la hora de salida o inclusive hasta tarde, en quien se pueda confiar, que quiera más que un sueldo, que sea auto disciplinado, muy organizado, muy motivado y muy bueno manejando su tiempo, que se lleve y dirija bien a la gente, que hable efectivamente, que pueda manejar un computador, que este comprometido con el trabajo en equipo, que sea flexible y pueda adaptarse a las situaciones nuevas o a las situaciones cambiantes, que se pueda entrenar y le encante aprender, que sea enfocado en resultados, que tenga creatividad y sea bueno para resolver problemas, que sea íntegro, que sea leal a la organización, que sea capaz de identificar oportunidades, mercados y nuevas tendencias. También quieren contratar personas que se paguen su sueldo solas (que traigan más plata a la empresa de lo que se les paga).

Tómese un tiempo para considerar que lo hace ser diferente de diez y nueve personas más que puedan hacer el mismo trabajo que Ud. Puede hacer. Usualmente es cuestión de estilo. Lo hace Usted.. más minuciosamente, más rápidamente o más ¿qué? De cómo conteste Usted.. esta respuesta en una entrevista puede depender que Usted consiga ese puesto y no ninguna de las otras diez y nueve personas. No espere a que su entrevistador adivine esto. Este preparado para decírselo, de forma modesta. Esto es lo que me hace ser diferente.

Nunca hable mal de su trabajo o empleador anterior. Los entrevistadores sienten que son una fraternidad. Durante la entrevista quieren encontrar a alguien que se exprese cortésmente de todos los miembros de la fraternidad. Sienten que si lo contratan, usted terminará expresándose de la misma manera.

Cada tarde después de una entrevista siéntese y escriba una nota de agradecimiento a cada persona que usted visitó ese día. esto significa no solamente los directivos sino sus secretarias, recepcionistas o cualquier persona que le ayudó de alguna manera. Mencione algo individual para cada uno de ellos. No haga un formato, hágalo personal. Utilice la nota de agradecimiento para hacer énfasis en algo que se discutió o para agregar algo que pudo quedar por fuera. Esto es crucial.

Al seguir un proceso ordenado, las probabilidades de lograr un primer empleo que encaje con las expectativas y posibilidades del candidato se multiplican. Es importante construir tracción para no patinar. Este proceso funciona si lo utiliza con esmero.

Pedro Medina es Presidente de Yo Creo en Colombia…Recibe y contesta con gusto comentarios e inquietudes. pmedina@yocreoencolombia.com @yccpedro.  

Un comentario en “¿Cómo gestionar el primer empleo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s